Fundación COPRODELI en la Romeria de San Juan - Alhaurin de la Torre

Comité de Alhaurin de la Torre - 13/06/2010

La Romería de las fiestas de San Juan Evangelista paradójicamente se celebró el día de San Antonio de Padua.

 

En nuestra localidad es normal hacerlo así, una o dos semanas antes de la onomástica del Primo de Jesús, tras la celebración de la Santa Misa, el pueblo agrupado en cofradías, asociaciones, peñas ó simplemente en grupos de amigos se traslada a golpe de talón, junto con la carreta del Santo, hasta un pinar próximo al municipio con objeto de pasar el día evadiéndose de la cotidianidad. Organiza el sarao el Ayuntamiento y en él se desarrollan algunos eventos lúdicos.

 

La Fundación COPRODELI de Alhaurín de la Torre, como es normal, estuvo allí

 

Uno de los eventos es un concurso de paellas. Hay pocos platos más representativos de nuestro acervo. Si se hace en el campo mejor y aún satisface mas siendo obra de tus propias manos. La animosa Mari Ángeles se puso pues manos a la obra y nos preparó para los aproximadamente 20 amigos que formábamos el grupo una paella verdaderamente exquisita. Aún sin faltarle nada de lo que es normal a este plato, se notó que le puso lo mejor de si misma para que nuestros paladares se pudieran sentir satisfechos de haber degustado este popular plato (los ingredientes de calidad, los condimentos en su exacta proporción y la cocción y reposo en su justo tiempo).

Al acabar la tarea culinaria, cada participante tiene que mostrar el fruto de su labor al jurado, el cual, tras la cata de todas la muestras de paella presentadas, tuvo a bien elegir como la de mejor sabor la presentada por nosotros. Se pueden hacer idea de la alegría que sentimos, no solo por la satisfacción personal sino porque el premio, aunque no muy cuantioso, incrementaría la tradicional recaudación que se hace en todos las comidas que organiza la sección local de la Fundación COPRODELI. (casi siempre para mandar contenedores de Ayuda Humanitaria).

Después llega la hora de juntarse en la mesa para disfrutar de la paella. Le hicimos el mejor honor, esto es: nos la comimos.

De eso se trataba, de pasar un día tranquilo en el campo con el mejor ambiente de amistad, teniendo siempre presente a los más necesitados.

J. Fernando Ortiz